Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Loquo.com al descubierto, entrevista a Ubaldo Huerta

19-08-2003 - Eduardo Manchón

Resumen: Ubaldo Huerta, responsable de Loquo.com nos desvela los secretos de este sitio de anuncios clasificados que sorprende por su extrema sencillez y su austero diseño. Casi medio millón de páginas vistas al mes en pocos meses lo avalan.

Valoración media: 2,93 | Votos: 8217 | Lecturas: 35463

Loquo.com es un sitio web completamente ??a la Nielsen?. Hasta ahora solo sitios pequeños o muy especializados se habían atrevido a tanto, Loquo es el primer sitio con aspiraciones de ser algo grande que lo intenta y parece que está teniendo éxito. Casi medio millón de páginas vistas en julio y una trayectoria en crecimiento exponencial en Alexa.

Ubaldo Huerta es el responsable de Loquo.com que amablemente respondió a mis preguntas mientras tomábamos un café en el barrio del Raval de Barcelona.

Eduardo Manchón: La primera vez que vi Loquo.com apenas lanzado pensé que estaba muy bien, pero que era complicado que conseguir la masa crítica que necesita un sitio web de anuncios clasificados. Ahora esta masa crítica ha sido alcanzada y el sitio está rebosante de anuncios ¿Cómo lo has conseguido? ¿Has invertido en publicidad?

foto ubaldoUbaldo Huerta: No podría declarar que hemos alcanzado la masa crítica, aunque es muy probable que estemos en camino de conseguirla. Cada mes, el número de páginas vistas aumenta un 30-40% con respecto al mes anterior; incluso, para mi sorpresa, durante el mes de Julio el número de usuarios siguió aumentando.

El esfuerzo en ??publicidad? se ha reducido prácticamente a un flyer que todavía no hemos acabado de distribuir por la ciudad. Todo lo que Loquo ha sido y será se lo debemos al boca-oreja.

E.M.: La sencillez y facilidad de uso es la prioridad número uno de este portal, basta ver el diseño de la home. Apenas hay imágenes y el diseño gráfico es mínimo. ¿Por qué has dado tanta importancia a la usabilidad y renunciado a elementos estéticos?

U.H.: Bueno, cuando nos lanzamos a hacer el proyecto, no tenía ni la menor idea que existía toda una disciplina centrada en la experiencia del usuario, HCI, usabilidad, etc. Más bien, tenía y sigo teniendo rudimentos formalizados de forma intuitiva a través de todos estos años de increíble crecimiento del número de sitios web. También se aprende mucho de los desaciertos. ¿Recuerdas cuando todas las páginas tenían un tiled background con foto de un gato, una mariposa, etc.?

imagen web loquo

Las constantes mejoras que hacemos al sitio se derivan, en muchos casos, de ideas de amigos y colaboradores que son también usuarios del sitio. En mi opinión, esos pequeños detalles son lo que hacen que muchos regresen a Loquo, amén de que todavía nos queda muchísimo por hacer. Cada vez que nos ponemos en la posición del usuario, encontramos algo que se puede simplificar. Eso sí, te puedo decir que en nuestro caso, ligeras variaciones en el diseño se traducen en un incremento de tráfico. Esto, desde luego, es difícil de probar en un proyecto grande donde se hace marketing constantemente.

Por ejemplo, cuando la funcionalidad de enviar un anuncio se abría una nueva ventana, pocos se atrevían a usarla. Por suerte un buen día nos dimos cuenta y el panorama cambió radicalmente. Yo vengo de la escuela de la página limpia, sin mucho colorete y con la información jerarquizada. Aborrezco el banner que flashea como si se fuera a acabar el mundo, el pop up o el todavía más insidioso pop under. En mi opinión todo lo que no sume termina restando. Varias veces incluso he pensado en eliminar la fecha de la página de inicio de Loquo.

E.M.: El sitio no requiere registro y eso lo diferencia drásticamente de la competencia más directa Anuntis.com o Segundamano.com. Sorprende ver que la gestión de los anuncios se realiza simplemente mediante un vínculo enviado por e-mail. ¿Crees que el registro no sirve para nada?

U.H.: El registro sirve siempre y cuando le aporte algo al usuario. Registro así porque sí, sin una explicación me parece una descortesía pues le impone al usuario que se identifique, memorice su nombre de usuario, contraseñas, etc.

En el caso de Loquo hemos optado por el enlace de gestión en vez del registro y nos ha dado buenos resultados, aunque casi el 10% de los anunciantes no terminan de publicar sus anuncios. No todo el mundo esta acostumbrado al mecanismo, pero una vez que le ??cogen la vuelta?, lo aprecian o al menos no se quejan al soporte técnico. El registro de usuario es indispensable en situaciones donde hay que gestionar cobros, como en el caso de una tienda virtual.

E.M.: Aparte de la ausencia de registro para poner anuncios ¿en que se diferencia Loquo de otros sitios de anuncios?

U.H.: Creo que la diferencia fundamental es que tanto Anuntis como Segundamano tienen sus orígenes en el periódico en papel y están tratando de perpetuar la venta de la revista que sale dos o tres veces por semana (2-3 euros).

Para estas empresas, Internet ha supuesto un ahorro significativo en la gestión y la publicación de anuncios, pero esto no se ha revertido en una mejora sustancial para los usuarios. Sus estrategias, claramente incompatibles con Internet, incluyen el límite arbitrario de 25 palabras por anuncio y en algunos casos, la publicación en papel antes de Internet.

Además en ambos sitios se dice que los anuncios de particulares son "gratuitos", pero resulta que el interesado, en algunos casos, tiene que llamar a un 906 (91 cents/min) o enviar un SMS premium para que le "revelen" la información de contacto del anuncio. No hay devolución en caso de que el anuncio ya no esté vigente; por ejemplo, se puede pagar para recibir el teléfono de un piso que ya ha sido alquilado.

En Loquo apostamos por la transparencia. Además en el foro de feedback todo el mundo puede opinar libremente y aportar sugerencias para mejorar lo que hacemos.

E.M.: La arquitectura de información del sitio es sencillísima, solo existe un nivel de categorización de los anuncios en la propia home, desde la que se puede entrar directamente a todas las categorías. Cada categoría muestra un listado por orden cronológico de los anuncios. ¿Por qué habéis optado por esta estructuración tan simple?

U.H.: Yo soy partidario de las jerarquías planas, sin muchos niveles y confío más en la búsqueda ad hoc que en categorizaciones a priori. El auge de los buscadores y el declive de los ??directorios? es un ejemplo de que no soy el único que piensa así.

¿Cuánta gente bucea en el directorio de Yahoo o Dmoz.org en vez de usar un buscador como Google, Alltheweb, Msn search? ¿Quién navega a España -> Catalunya->Periódicos -> La Vanguardia en vez de probar fortuna en una caja de búsqueda con "La Vanguardia"? Por eso en Loquo incentivamos las búsqueda de información por palabras o frases, por ejemplo, ??seat ibiza?? o ??piso eixample??.

El ordenamiento cronológico tiene, además, el objetivo de ofrecer la mayor transparencia posible al usuario. De nada vale decir que hay 3.000 anuncios activos si no se sabe cuando se colgaron. Un anuncio de piso de hace dos semanas no tiene la misma relevancia de uno colgado anteayer.

E:M.: Loquo utiliza LAMP (Linux, Apache, MySQL y PHP). ¿Cuáles son las razones que te han llevado a decantarte por el software libre?

U.H.: Lo primero, una cuestión de costes pues no tenemos recursos para pagar licencias. Segundo porque tenía mucha curiosidad por acercarme y participar en el movimiento de software libre (open source), aprender scripting lenguajes como Perl o PHP, y usar Linux. Por muchos años estuve programando aplicaciones un poco más especializadas en C++/Java. Loquo es mi primer proyecto web. Pasado el año, con toda seguridad diría que ha sido una experiencia transformadora.

El movimiento open source, resultado y a su vez motor de la Internet, me ha arrastrado como quien se acerca a una nueva fe (eso lo digo de oídas, pues no profeso ninguna). Sospecho que ya es uno de los antídotos más efectivos contra los totalitarismos y el monopolio de las ideas. Tampoco hay que buscarle las tres patas al gato, es sencillamente una alternativa viable y, en muchos casos, supera en calidad el software de Microsoft, Sun, Oracle, etc. Aprovecho para recomendar Smarty, un template engine para php que funciona muy bien.

E.M.: En tu weblog personal y en el foro de Loquo cuentas de manera abierta y sin secretismos lo que vas haciendo en el sitio. Es la ??copyleft attitude? que comentas en Loquo. ¿No tienes miedo a que te copien o que usen tus ideas?

U.H.: En realidad no, pues a fin de cuentas nada de lo que hacemos es "rocket science"; el sitio es relativamente fácil de programar y concebir, sólo basta echar una ojeada alrededor. Yo creo que no estaría mal que todas la ciudades del mundo tuviesen una, o varias comunidades. Internet es un medio ideal para estas cosas, barato, efectivo, inmediato. Ya lo dice la frase ??information wants to be free?, en nuestro caso no hay nada que ocultar, cualquiera que tenga un poco de aptitud, mucha perseverancia y un mínimo de recursos puede hacer algo complementario, similar o mejor
que Loquo.

E.M.: Loquo.com se inspira en Craiglist.org, un lugar que ahora mismo tiene el lugar 140 en Alexa. Sin embargo, un primer vistazo al sitio sorprende por su extrema austeridad y sencillez. ¿Por qué crees que tanto Craiglist.org como Loquo.com funcionan a pesar de ir en una dirección totalmente contraria a los grandes sitios?

U.H.: Quizás porque transmiten transparencia, humildad y no presumen de ser la cura de todos los males. No son sistemas radiales: el sitio en el centro y los usuarios como tentáculos alrededor como muchas compañías se ven a sí mismas en relación a sus clientes. Más bien intentan que los usuarios se ??apropien? del sitio y lo conviertan en un recurso confiable, propiedad de todos, como los parques o las plazas. La idea es que el sitio desaparezca del medio y solo sea el conducto de comunicación entre personas. Luego hace falta lograr que la gente lo cuide, que no tolere el abuso, que no permita que se llene de anuncios del tipo ??hágase rico meciéndose en su sillón favorito?. Usando la analogía
del parque sería como mostrarle la papelera a los que tiran papelitos creyendo que nadie los ve.

Craigslist es toda una institución desde finales de los 90??s. El éxito del proyecto en San Francisco, New York y muchas ciudades ha sido la inspiración de Loquo. En los años que vivía en San Francisco fui usuario de Craigslist, incluso encontré trabajo y piso a través del servicio.

E.M.: Loquo.com originalmente se restringía al área de Barcelona, pero hace un mes habeis lanzado la versión Loquo Madrid (actualización, ahora también en Valencia, Alicante, Tenerife, Málaga y Lisboa.) ¿Cuáles serán los siguientes pasos?

U.H.:Pues no sé, de momento con Barcelona y ahora con Madrid tenemos bastante. El número de usuarios en Madrid, todavía escaso pues llevamos apenas un mes, está creciendo mucho más rápido que en Barcelona y eso genera trabajo de moderación, soporte técnico, etc. Paralelamente, todavía falta hacerle algunas mejoras al sitio para facilitar la participación a que hacía referencia, etc.

Tampoco puedo dedicar 100% de mi tiempo a Loquo pues también tengo otros proyectos freelance en San Francisco. Al menos ya no tengo la preocupación de los inicios, cuando Loquo estaba hospedado en una línea ADSL casera, era como tener una cría de conejos en la sala de la casa, demasiada responsabilidad.

Un día se me quemó la fuente de alimentación y se cortocircuitó la placa base. Tuve que salir corriendo a las tiendas a rogarles que se dieran prisa con la reparación, que por suerte sólo duró un par de horas. Hoy día, Loquo se hospeda en un servidor Linux muy fiable, la base de datos (mysql) se replica en tiempo real por si ocurre algún fallo y en general funciona bastante bien.

E.M.: Y por cierto ¿quién es Ubaldo Huerta y de dónde viene?

U.H.: Bueno, ya he ido contando algunas cosas. No se que otra cosa pueda añadir; nací en la Habana, de adolescente estudié física, pero supongo que para irle a la contraria a mis padres, que son físicos los dos, cometí el error de graduarme de ingeniería.

Como miles de cubanos de mi generación, en el 92 decidí emigrar a EEUU una vez agotadas nuestras esperanzas de un cambio democrático en Cuba.

No aguanté en Miami y me fui a Boston. Después de soportar dos años los rigores del frío y el conservadurismo taimado de Nueva Inglaterra, me fui a San Francisco en 1997, cuando el crecimiento de Internet estaba en su apogeo. Allí desarrollé mi carrera de programador en varias startups. San Francisco es una gran ciudad, tengo muy buenos recuerdos de mis años en California.

Pero aquí estoy en Barcelona, otra vez para ??variar? decidí regresar a la semilla, a la tierra de mis mayores (supongo), pues hasta donde he hurgado, soy cubano quinta o sexta generación por los cuatro costados genealógicos. De momento estoy feliz viviendo con mi esposa en este Raval bullanguero, caminable, con ??olor? a Habana vieja.

Eduardo Manchón agradece a Ubaldo Huerta su tiempo y colaboración en la realización de la entrevista.

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons