Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Howard Dean señala el camino

02-07-2004 - Miquel Nieto

Resumen: Howard Dean, ex-gobernador de Vermont, se situó como uno de los principales candidatos demócratas a las presidenciales americanas. Internet, la usabilidad de las diferentes webs de la campaña y la distribución de software libre entre sus colaboradores fueron la clave de la espectacular movilización de las bases y de una recaudación récord.

Valoración media: 2,96 | Votos: 8567 | Lecturas: 20076

En poco más de un año, Howard Dean, un político desconocido, alejado del núcleo del partido (outsider) y sin una gran fortuna personal, se convirtió en uno de los personajes más populares del país, el candidato demócrata con mayores fondos para invertir en la campaña y el principal dinamizador de las primarias demócratas previas a las elecciones presidenciales americanas de este año.

La creciente audiencia de Internet

Como comentaba recientemente Joe Trippi (jefe de campaña de Dean) en el Internet Global Congress 2004 de Barcelona, el uso innovador que han hecho de Internet es comparable con la utilización que hizo Kennedy de la televisión cuando se enfrentó a Nixon en los años 60. Los espectadores del primer debate televisado (entre 70 y 100 millones) consideraron que Kennedy, natural y espontáneo ante la cámara, había ganado el debate a Nixon. Sin embargo, aquellos que los escucharon por radio dieron a Nixon como vencedor.

Ambos discursos, tanto el de Kennedy como el de Nixon, eran impecables, pero se dirigían a audiencias diferentes, y Kennedy ganó las elecciones porque la televisión ya empezaba a ser la principal fuente de información de los americanos de entonces (por lo menos de aquellos que acostumbraban a votar, que en los EE.UU. son personas de clase media o alta, por lo general).

Trippi y su equipo, conscientes de que Internet empezaba a ser una importante fuente de información que día a día ganaba terreno a los otros medios de comunicación, se esforzaron en adaptar la campaña a la audiencia de Internet, y lo consiguieron siguiendo 3 líneas básicas de actuación:

1.Elaborando una web oficial sencilla e intuitiva, rica en contenidos y con una redacción que permitiera la lectura en diagonal. Una web con la que, por cierto, consiguieron un récord de recaudación.

2.Promocionando y facilitando la participación de los electores en la discusión sobre las distintas propuestas de su campaña y sobre cualquier otro tema del que les interesara hablar.

Esto lo consiguieron, por un lado, utilizando el servicio gratuito Meetup, que permite organizar encuentros (físicos) de personas en todo el mundo. Y por otro lado, abriendo weblogs de apoyo. La información de los weblogs fue de gran utilidad para adaptar el mensaje del candidato a lo que la audiencia les interesaba. Hay que tener en cuenta que el 44% de los navegantes norteamericanos aportan información a la web y que un 2% mantiene un weblog propio.

3. Por último, ofreciendo a todos sus colaboradores una selección de software libre y gratuito que les ayudara a desarrollar su actividad política sin tenerse que gastar ni un dólar. Con este software se podían montar y gestionar webs, weblogs, foros y galerías de fotos, y el equipo que lo distribuía también ofrecía desinteresadamente un servicio de soporte.

Pero Howard Dean perdió las primarias...

Dean se dio cuenta de que en Internet podía hacer mucho más que difundir su imagen; podía explicar su programa en profundidad, dialogar, recaudar fondos, congregar simpatizantes y organizar su equipo electoral. Además, gracias a Internet podía llegar a un público cada vez más numeroso y políticamente activo sin utilizar los medios de comunicación tradicionales, muy controlados por un establishment poco entusiasmado con su programa electoral (sanidad pública gratuita, legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y multilateralismo en la política exterior, fundamentalmente).

Sin embargo, y a pesar del renombre conseguido gracias su éxito de recaudación y movilización, Dean no convenció a los electores demócratas y acabó retirándose de la carrera presidencial.

Internet en las elecciones españolas

Los principales partidos del estado español han apostado por Internet casi desde su aparición, ya sea para difundir su programa o para ayudar a sus militantes durante las campañas. Noticias, argumentarios, posicionamientos sobre diferentes temas, chats, diarios de campaña y muchos otros recursos ya han sido puestos en práctica por algunos partidos políticos, pero el desconocimiento del medio es mayúsculo, tal como reflejan algunos artículos publicados a raíz de las últimas elecciones (Candidatos online: marketing electoral en las elecciones generales 2004, Explicando Usabilidad Web, Análisis de la usabilidad de zapateropresidente.com y Análisis de la usabilidad de marianorajoy.es)

En general, los partidos y candidatos locales caen en los errores siguientes en el uso de Internet:

  • Se dirigen básicamente a los militantes, no a un público heterogéneo
  • No favorecen la comunicación bidireccional
  • Las webs no son usables: pesan demasiado, la redacción de los contenidos no ayuda a la lectura, dan poca información o ésta no está suficientemente actualizada, tienen una navegación confusa y son poco accesibles para personas con discapacidades
  • Hechos

    A pesar de su prematura derrota, Dean ha demostrado el potencial de Internet, y que si bien ahora mismo no es suficiente con ser el mejor en este medio, probablemente dentro de poco tiempo ningún candidato podrá permitirse el lujo de desaprovechar Internet.

    Internet ya llega a muchos hogares y con una velocidad cada vez mayor. La sociedad está preparada y dispuesta a explorar este nuevo canal de comunicación. La ciudadanía quiere participar en la vida política (como lo demostró en las elecciones del 14-M) y tiene la necesidad de contrastar la información oficial.

    Internet es una realidad, y los partidos políticos que no tengan webs usables ni promuevan la participación difícilmente podrán seducir a aquellos que, afortunadamente, hayan saltado la brecha digital.

    Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

    © Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons