Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Coberturas infográficas de actualidad inmediata

16-02-2005 - Alberto Cairo

Resumen: Técnicas y ejemplos de desarrollo en Infografía periodística (gráficos y animaciones) para la cobertura de noticias de última hora.

Valoración media: 2,87 | Votos: 6485 | Lecturas: 31512

Página personal de Alberto Cairo

La esencia de la infografía periodística es la cobertura de noticias de última hora. Es cierto que con frecuencia nos ocupamos de temas que permiten una minuciosa planificación a lo largo de muchas jornadas y en los que, por tanto, se puede invertir una gran cantidad de horas de trabajo con resultados la mayor parte de las veces espectaculares como esta:

aniversario 100 años de la aviación

100 aniversario de la Aviación

Estas piezas son muy gratificantes y casi diría que necesarias para que los integrantes de un departamento pongan en funcionamiento todas sus habilidades de investigación, tratamiento de datos, técnicas de ilustración, programación, etc. Pero el infógrafo, ante todo, es un periodista. Y el periodista es un esclavo de la actualidad.

Crear una infografía de actualidad inmediata de calidad es un desafío. Y -aquí vienen las malas noticias- no hay una receta para salir airoso de la experiencia. Las buenas son que sí se pueden apuntar algunos consejos básicos para comenzar a trabajar con garantías.

¿Qué es un gráfico de actualidad inmediata?

Un gráfico de actualidad (breaking-news), según la terminología de los periódicos impresos, es aquel que se realiza en el espacio de una única jornada laboral generalmente para cubrir una noticia de alcance (un atentado de ETA, una erupción volcánica en las islas del Pacífico, un accidente de autocar con varios muertos...), antes de que la edición se cierre a última hora de la tarde o primera de la noche. En los medios de comunicación en Internet, como veremos, esta definición precisa de unos cuantos matices.

¿Ejemplos de grandes coberturas de actualidad inmediata en el medio impreso? EL MUNDO puede ofrecer unos cuantos (Figuras 2 y 3).

Nuestro periódico, desde su creación hace ya quince años, ha hecho grandes esfuerzos para ofrecer a sus lectores información visual de calidad, tendencia acorde con sus competidores directos (ABC y El País). El método de trabajo en el papel está supeditado a la hora de cierre, aquélla en la que todos los contenidos del periódico deben haber sido ya enviados para su impresión. El infografista del medio impreso trabaja con esa hora en mente: ??la noticia se ha producido a las 10 de la mañana. A las 9 de la noche cerramos. Tenemos 11 horas para desarrollar el gráfico?.

Si en el periodismo tradicional la actualidad manda, en Internet tiraniza. El método de trabajo para el infógrafo online cambia sustancialmente. Ya no existe una ??hora de cierre?, sino que la hora de cierre es cuanto antes a partir de que la información esté asegurada y contrastada. Ello obliga a trabajar encadenando gráficos: se empieza creando un pequeño mapa localizador que gana complejidad en poco tiempo, para, horas más tarde, acabar siendo un interactivo completo. Y todo en un día.

Todos los que ya llevamos unos años trabajando en periódicos tenemos anécdotas relacionadas con la actualidad inmediata. En esta redacción recordamos, por ejemplo, aquel día de septiembre de 2001 en el que el subdirector de elmundo.es, justo al mediodía, se levantó de su silla y dijo con un toque de indiferencia en la voz: ??Una avioneta se ha estrellado contra una de las torres del World Trade Center, según la CNN. A lo mejor habría que hacer un mapa localizador de Manhattan?. Un localizador. Ya ...

Estoy desbordado...

Cualquiera lo está en esos días en los que se desencadena el infierno. El caos se apodera de la redacción cuando algo muy grave sucede. ¡Niños secuestrados en un pueblo perdido del Cáucaso ruso! ¡Un huracán devasta Jamaica! ¡Tiroteo en un barrio del sur de Madrid! Una vez gritadas estas frases, un infógrafo sabe que puede prepararse para que los directivos de su periódico comiencen a revolotear como moscas alrededor de un dulce.

Así que, ante todo, calma. Lo mejor es no permitir que el caos ambiente se nos contagie. Siempre hay una forma de enfocar cualquier tema de una forma rápida y eficaz. Pero la única manera de dar con ella es no desesperar en el primer minuto (es mejor soltar la adrenalina acumulada cuando todo ha terminado).

Así que, para empezar, tras leer la alerta informativa que ha desatado el complejo mecanismo que es la redacción de un periódico, respiremos hondo.

¿Calmados ya? Bien. Demos los primeros pasos.

Comencemos por organizar la sección en tres equipos: reporteros, documentalistas y montadores/ilustradores. Por supuesto, una misma persona puede asumir dos roles al mismo tiempo. Esto ocurrirá, obviamente, en departamentos con menos de tres personas (¡pura aritmética!). Pero lo ideal es que, a pesar de que cualquiera pueda echar una mano en todo el proceso de trabajo, cada persona tenga más o menos clara su función. En los gráficos que se producen con mucho tiempo -para reportajes, por ejemplo- un solo trabajador puede cumplir los tres roles.

¡Ve a lugar de los hechos! Los reporteros

En los gráficos de actualidad inmediata la buena información es esencial. Parece obvio, pero no lo es. En otros trabajos en los que podemos invertir semanas, la calidad de la información se da por hecha: hay tiempo para buscar fuentes, hablar, leer, procesar, filtrar y plasmar visualmente los datos obtenidos de una manera organizada y comprensible. En los de actualidad inmediata, este proceso debe resolverse en muy pocas horas, por lo que conviene actuar con cautela.

Una vez que el primer teletipo ha llegado a la redacción y se ha valorado la importancia de la noticia, conviene decidir inmediatamente si conviene enviar a alguien a la zona. Por ??alguien? no nos referimos a un redactor, sino a un editor de la sección de infografía, puesto que nadie mejor que nosotros sabe qué tipo de datos necesitamos. Un redactor y un fotógrafo pueden ser de mucha ayuda pero generalmente no se preocupan de recabar el tipo de información imprescindible para una reconstrucción visual: distancias, tamaños, cantidades exactas, etc.

Para comprobar las ventajas de tener a un infógrafo en el lugar de los hechos basta con echar una ojeada a estas imágenes:

boceto accidente en Almansa por Emilio Amade

Boceto de accidente en Almansa por Emilio Amade

gráfico sobre un accidente ee helicoptero en México

Gráfico sobre un accidente de helicóptero en México

Si uno se arriesga a que sea un redactor quien envíe un croquis por fax, puede ser que se encuentre con alguien con sensibilidad artística -lo que será estupendo-. Pero es más probable que acabe teniendo que trabajar a partir de algo como esto (ver figura abajo) con las consecuencias previsibles (gráficos sin utilidad alguna).

esquema enviado por reportero desde Irak

Aunque parezca mentira, llegó a publicarse un gráfico basado en este esquema, enviado por un reportero por fax desde Irak.

En el accidente en Almansa (Albacete) en 2002 una ambulancia chocó contra un trailer gigantesco sin la señalización de seguridad correctamente instalada cuando éste se incorporaba a una carretera nacional . Es muy llamativa la similitud entre el boceto que envió el infógrafo (Emilio Amade) desde la zona del accidente, de enorme calidad, con los gráficos que se publicaron en las ediciones impresa y digital.

En la mayor parte de los casos los bocetos no son suficientes para una reconstrucción precisa, por lo que será de mucha utilidad una cámara de fotos digital (Fig. 11). Las imágenes que tomemos no servirán para su publicación en el periódico, pero sí serán de extrema utilidad para percibir los detalles.

En ocasiones muy especiales en los que los acontecimientos se desarrollan en localizaciones diferentes, será necesario enviar a varias personas a la calle. Así ocurrió en EL MUNDO y elmundo.es durante el 11 de marzo de 2004.

La información de background. Los documentalistas

Al mismo tiempo que los reporteros acuden al lugar de la noticia, los documentalistas permanecen en la redacción junto a los montadores. ¿De qué se ocupan los protagonistas de este epígrafe? Su propio nombre lo indica: de reunir grandes cantidades de información de fondo.

Volvamos al ejemplo del accidente de Almansa. El elemento principal del gráfico es la reconstrucción del accidente, pero de importancia similar es el mapa que la precede. Además, el gráfico incluye numerosos detalles sobre las normas obligatorias que deben cumplir los camiones de una longitud determinada: posición de las luces y las señales, situación de coches que acompañan al vehículo de carga, etc.

Es labor de los documentalistas buscar en libros, ponerse en contacto con fuentes oficiales, expertos, etc., mientras otros trabajan sobre el terreno. Reporteros y documentalistas son complementarios.

El arte final. Los montadores

En cuanto a importancia, la habilidad con la que se transmitan los hechos está sólo un escalón por debajo de una documentación de calidad. De nada sirve tener datos exclusivos y fiables si la organización de las escenas, el flujo de la animación o la distribución de los elementos de interfaz son incorrectos.

Un storyboard, aun el más simple, será de gran ayuda como podemos ver:

boceto

No es imprescindible -hay gente que no los usa en absoluto- pero sí útil, sobre todo en trabajos de gran complejidad. Un storyboard nos ayudará a mantener la información organizada por escenas y secuencias y, sobre todo, a explicar a nuestros compañeros qué queremos contar en cada paso. De esta forma, la distribución de cometidos será mucho más eficaz.

Usa plantillas


ejemplo plantilla

Tener siempre los botones de navegación, titular y feedback en el mismo lugar no sólo ahorrará mucho trabajo creativo sino que también facilitará la lectura a los visitantes habituales de nuestros gráficos. Intenta ponerte en el lugar de un lector no demasiado tecnófilo frente a animaciones en las que la interfaz cambia constantemente...

Revisiones y actualizaciones

Por mucho que pongamos el mejor empeño en que nuestra información sea lo más precisa y abundante posible, siempre queda un resquicio para los errores o para que haya aspectos que convenga completar en fechas posteriores.

Puede darse el caso incluso de que un proyecto cambie por completo si el caudal de nuevos datos es más abundante en las jornadas siguientes. Así sucedió con el gráfico de elmundo.es sobre el accidente de tren en Chinchilla. El choque se produjo a las 21.40h., con lo que la sección de infografía online tuvo que regresar a la redacción y trabajar durante toda la madrugada para que el periódico dispusiese de una reconstrucción visual a primera hora de la mañana siguiente:

primera versión

Sin embargo, esta primera versión del trabajo, a pesar de ser correcta, carecía de muchos detalles que aparecieron a medida que avanzaba la investigación de los hechos. Durante la jornada siguiente se fueron incorporando a la explicación hasta convertirse en una pieza completamente nueva:

segunda versión

(Nota: Hay una explicación más detallada sobre este caso en el artículo Cómo la infografía interactiva cambió nuestras vidas, en el volumen 11 de la colección de libros de Malofiej).

Ni que decir tiene que conviene avisar al lector de cada modificación. No es lo mismo actualizar una noticia que contenga sólo texto que hacer lo mismo con un elemento interactivo, puesto que los lectores tienden a visitar éste último sólo una vez (el tiempo de descarga es mucho mayor que el de una página HTML normal). Una alerta con la hora al lado del enlace es un buen sistema, aunque existen muchos otros.

Donde nadie ha ido jamás

Existen muchos otros ejemplos de gráficos de actualidad inmediata. El desmantelamiento de una fábrica de bolígrafos-pistola (totalmente ilegales) en Barcelona, en junio de 2003, por ejemplo. ¿Para qué explicar la operación de las Fuerzas de Seguridad? Fue una intervención sin nada demasiado interesante o complejo que explicar.

Sin embargo, el mecanismo de los artefactos sí podía ser objeto de un diagrama

como funcionan los bolígrafos pistola

La base para el gráfico fueron las fotos proporcionadas por la Guardia Civil de un bolígrafo desmontado, así como las explicaciones de los agentes por teléfono. Es importante buscar puntos de vista originales con el fin de que la información que le llega al lector sea lo más completa posible.

No olvides que el dicho ??no dejes que la realidad te estropee una buena noticia? no sólo es falso, sino que en muchas ocasiones es sustituido por ??la realidad cambiará tu noticia cuando menos te lo esperes?. El pasado 8 de septiembre estaba prevista la espectacular recuperación de la sonda Génesis, que regresaba a la Tierra con muestras de polvo solar. Una buena ocasión para hacer un gráfico con cierta previsión, puesto que la información proporcionada por la NASA era abundante y el trabajo podía planificarse con mucha antelación. El día del regreso teníamos listo una pieza cargada de datos y bonitas animaciones en 3D


gráfico sobre la misión Génesis

Y llegó la realidad. Los paracaídas del artefacto fallaron y la sonda se estrelló contra la Tierra. ¿Solución? Se cambiaron los textos explicativos del gráfico y el titular (de ??Cómo fue la recuperación de la Génesis? se pasó a ??El proyecto de recuperación de la Génesis?) a toda velocidad. Se mantuvo el resto, por suerte, con algunos ajustes. No siempre ocurre: a veces la presión de lo real te obliga a transformar un proyecto de arriba a abajo.

?tica profesional y reconstrucciones narrativas

Invención

He ahí una palabra que aterroriza a los periodistas. Y con razón. El periodismo construye narraciones a partir de hechos, no de suposiciones. Cuando trabajamos, procuramos mantener en mente ciertas normas éticas profesionales, además de los destinos de aquellos que las incumplieron, como el tristemente famoso Jayson Blair, de The New York Times, quien plagió e inventó datos y declaraciones para varios de sus reportajes.

Es difícil encontrar casos tan groseros como el suyo en la infografía, pero existen otros puntos espinosos: hasta qué punto podemos detallar un dibujo cuando la información visual primaria de la que disponemos (fotos y bocetos) es poco detallada, por ejemplo. Como señala Xaquín G. V. en su artículo La ética en las reconstrucciones visuales (próxima publicación), ??el acto de hablar o escribir de un coche indeterminado es sencillo, la representación de un coche indefinido requiere eliminar toda la información visual que singularizaría el coche y convertirlo en un genérico?.

La información visual debe cumplir ciertos requisitos diferentes a la escrita: decir ??un coche? no es lo mismo que dibujar ??un coche?. Escribir ??un coche? deja al lector la libertad de imaginarse un coche cualquiera. Si lo dibujamos con detalle, le estamos transmitiendo: ??STE es el coche?.

Una regla útil que podemos aplicar a las reconstrucciones de acontecimientos es: cuanto menos conozcas de lo que estás dibujando, menos realista y más despojada de detalles que la singularicen debe ser su representación:


niveles de representación de una casa

Hasta el punto de que, en caso de no conseguir información suficiente, es preferible optar por hacer un simple mapa en vez de una reconstrucción. Es mejor pasarse de prudente que de temerario.

Nadie está libre de pecado. Hay buenos ejemplos de malas prácticas en el archivo de elmundo.es, casi todos ellos relacionados con noticias de actualidad inmediata. Atentados de la banda terrorista ETA, sobre todo. Basta echar un vistazo a algunos ejemplos como este (ver abajo) para horrorizarse ante las fechorías que el deslumbramiento por una nueva herramienta puede llevarnos a cometer.

ver ejemplo errores

En ellos no sólo se usan figuras hiperrealistas, sino que también se animan. Los muñecos disparan, caen muertos, corren y saltan por los aires dentro de coches bomba sin que en ningún momento parezca que los infógrafos se hayan parado a pensar sobre las implicaciones que tiene lo que muestran. Porque, ¿eran realmente así los guardias civiles que murieron en Sallent de Gállego (¡figuras de Poser!)? ¿Es relevante el coche que salta en pedazos?

¿Estábamos seguros de que el terrorista que asesinó a Juan María Jáuregui vestía una camiseta roja? Es más: ¿aporta algo (que no sea vacua espectacularidad) el hecho de animar el retroceso de un disparo y el impacto de éste sobre el cuerpo de la víctima...? La respuesta a todas estas preguntas, que no nos hicimos en el momento de enfrentarnos a cada proyecto, es no. Y, por tanto, los gráficos quedan invalidados.

Este tipo de reconstrucciones requiere, pues, un tratamiento mucho más aséptico: uso de fotos en lugar de escenarios dibujados, flechas de colores y siluetas estáticas en lugar de muñecos detallados y animados, efectos de luces en lugar de explosiones realistas, por ejemplo en:

tiroteo en Ciudad Lineal

No hay que perder de vista que no estamos trabajando en el mundo de la ficción, sino en el del relato de hechos. Seamos cautos.

Nota:

Este artículo está entre los publicados en la documentación del primer Curso Intensivo de Infografía Multimedia de elmundo.es. Un texto sencillo en el que se plantean algunas cuestiones básicas para cubrir satisfactoriamente un breaking.

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons