Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Sobre trackbacks

06-12-2005 - Manuel G. Noriega

Resumen: Los trackbacks pueden ser una potente herramienta para la construcción de relaciones "débiles" entre recursos, con la simplicidad del enlace pero con más significación y especifidad. Sin embargo, su adopción no ha alcanzado masa crítica al verse truncada por problemas de comprensión sobre su naturaleza y utilidad. Detectando y corrigiendo los principales problemas de usabilidad y diseño de interfaz e interacción que entorpecen el establecimiento de trackbacks entre recursos podemos mejorar su tasa de adopción y llegar a aprovechar todo su potencial.

Valoración media: 2,99 | Votos: 7587 | Lecturas: 78293

A raíz de una conversación hace ya meses sobre el sentido, uso y abuso de los trackbacks, hice una serie de apuntes sobre posibles características que no suelen estar presentes en estos sistemas y que sí podrí an en algunos casos mejorar la experiencia de usuario de emisores y receptores:

Naturaleza

Los trackbacks han sido víctimas, principalmente, de la incomprensión. No se ha entendido realmente su función, ni su valor añadido frente a enlaces o comentarios y por ello se ha hecho difícil trabajar con ellos a nivel de diseño de interfaz o de interacción. Por ejemplo, se ha hecho muy popular el hacer de forma automatizada y transparente al usuario trackback de todos los enlaces presentes en un recurso (autotrackback). Sin embargo, con esto se equipara el trackback al enlace y pierde todo sentido. Ya lo decía al hablar sobre la implementación de La Coctelera:

Yo le veo el inconveniente de que la transparencia sacrifica la intencionalidad del trackback. Es decir, si yo quiero tener una discusión con alguien y escribo:

"El imbécil de X no se entera de nada (gracias a Y por avisarme). Quiero decir que..."

Donde X e Y son enlaces a blogs con autodiscovery, habrá hecho dos trackbacks. Bien, pero el propósito "puro" del trackback es originalmente facilitar la conversación y en este caso mi "conversación" es con X. Es decir, mi enlace a X tiene mayor protagonismo ya que es otra pieza de la conversación. El de Y no. El trackback intencional refleja muy bien esto, el autotrackback no.

Un trackback no es intercambiable con un a un enlace, ni con un comentario. Tiene naturaleza vocativa, en el sentido de que busca implicar a otro recurso en la conversación, abrir un canal de comunicación bidireccional entre recursos y con una permanencia en el tiempo y una significación que están mucho más allá del enlace como mención, enlace que cobra solo sentido en cuanto invitación puntual (referrer). La naturaleza remota del trackback, de conexión entre recursos relacionados pero distintos, le hace también distinguible del comentario.

Una metáfora muy simple, dos personas (recursos) en medio de una fiesta, cada una dirigiéndose a un grupo de oyentes (comentaristas). Una de las personas puede, en el curso de su conversación mencionar a la otra (enlace / referrer) de forma integrada en su discurso. También puede alejarse de su propio corrillo y acercarse al otro para participar en la segunda conversación (comentario a otro recurso). Pero lo más interesante es que puede, en un momento dado, interpelar, desde su posición, a la otra persona y establecer un nuevo diálogo "ad hoc"", paralelo a su discurso principal, y que vincula a los oyentes circunstanciales de ambas personas. Esto es lo que más se asemeja a la naturaleza del trackback.

Algunas ideas sobre el proceso de trackback

Diseño de interfaz: terminología para el usuario

Trackbacks, referencias, ... no nos ponemos de acuerdo en cómo comunicar la funcionalidad al usuario. "Trackback" no va a dejar de ser probablemente nunca un tecnicismo y "referencia" pierde para mi un importante matiz, el de intencionalidad y el de implicación, el aspecto de comunicación activa a otro recurso, a otro autor, de nuestra participación en su discurso. Por eso deberán adoptarse términos como "Avisos" o "Avisar" y enunciados como "¿Desea avisar a los autores de estos documentos de que les ha mencionado?". Así logramos reflejar las características que mencionábamos de intencionalidad y reforzar la idea de que el trackback proporciona una implicación, el establecimiento de una relación entre creadores de documentos.

Flujo de interacción

El establecer trackbacks merece una etapa independiente en el proceso de creación del documento, siempre posterior a la creación de éste. Tras la pantalla de edición, y en función de otros parametros como las preferencias del usuario (Por ejemplo, un parámetro de configuración como 'Preguntarme siempre a quien quiero avisar', 'Avisar siempre a todo el mundo sin preguntarme', 'No preguntar y no avisar') o su nivel de experiencia. El sistema debe recoger todos los enlaces incluidos en el documento, eliminar algunos de ellos en base a ciertos criterios preestablecidos (ver a continuación), realizar autodiscovery de los restantes y, sobre esta última selección, ofrecer la posibilidad de 'avisar'.

Aprender automáticamente qué es y qué no es susceptible de trackback

Muchos sistemas no aprenden de su propia experiencia e intentan realizar autodescubrimiento para todos los enlaces en cada nueva creación de documento. Esto no tiene mucho sentido; el sistema debe entender que cierto tipo de URL no acepta trackback, como por ejemplo aquellas que apuntan a un dominio en vez de a un recurso; asimismo el sistema debe recordar aquellos autodescubrimientos que fracasan para no realizar la comprobación de nuevo al menos en un margen prudencial de tiempo. En los sistemas de alojamiento de trackback esta base de datos compartida de conocimiento debe ser compartida entre los usuarios, para que si mi vecino de blog "aprende" que cierto recurso no es susceptible de trackback, esto ahorre el tener que repetir este proceso para el mismo enlace.

Mostrar adecuadamente los trackbacks realizados, no solo los recibidos

Por alguna razón, un documento suele exponer los trackbacks que ha recibido, junto con los comentarios, pero nunca se muestra a qué recursos ha realizado trackback. Probablemente tenga algo que ver con la equívoca identificación enlace - trackback, pero como ambos son cualitativamente diferentes, el interfaz deberá a expresar claramente los trackback salientes, además de los entrantes.

Relacionado con esto y a nivel de marcado, la adopción de un microformato posibilitará a la exploración automatizada de las cadenas de conversación distribuida.

Conclusión

Los trackbacks pueden ser una potente herramienta para la construcción de relaciones "débiles" entre recursos, con la simplicidad del enlace pero con más significación y especifidad. Sin embargo, su adopción no ha alcanzado masa crítica, al verse truncada por problemas de comprensión sobre su naturaleza y utilidad. Detectando y corrigiendo los principales problemas de usabilidad y diseño de interfaz e interacción que entorpecen el establecimiento de trackbacks entre recursos podemos mejorar su tasa de adopción y llegar a aprovechar todo su potencial.

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons