Patrocinado por docxpresso.com

Modelo de contrato
para desarrollo informático

Envía tu curriculum
y te avisamos cuando se descarga

Propuesta de desarrollo
para web coporativa

Portada > Artículo | 30-04-2011 - Cesar Martin

Tipos de empresa

Resumen: Si acabas de llegar al mundo laboral estarás pensando en dónde quieres ir a trabajar. Si acabas de salir de la Universidad quizás todas las empresas te parezcan igual y un trabajo es un trabajo, pero es importante saber a que tipo de empresa vas a entrar para que tu carrera empiece con buen pie. Un mismo puesto, dependiendo del tipo de empresa, cambia de forma sustancial.

Valoración media: 2,95 | Votos: 3171 | Lecturas: 23553

Empresas de producto y empresas proveedoras de servicio

Hay una clara separación entre empresas proveedoras de servicio y empresas cliente. Una agencia de publicidad es una empresa proveedora de servicio. Una empresa que hace webs es una empresa proveedora de servicio. Como ejemplos grandes, Indra, Ferrovial, son empresas proveedoras de un servicio. El lema de cualquier empresa de servicio se podría resumir en: “Si tienes dinero podemos hacerloÓ.

Empresas como Danone, Endesa, son por lo contrario, empresas de producto. Tienen un producto y lo venden a clientes. Te puede gustar o no, pero el producto es lo que es. El lema de cualquier empresa de producto lo definió Henry Ford con su Modelo T cuando dijo: "Cualquier color que usted quiera...".

La diferencia entre estos dos tipos de empresas es como la noche y el día. En las empresas de servicio cada día es una batalla. Cada día es una lucha. Los clientes mandan, las ventas mandan. Como en la guerra hay muchas bajas y por tanto las oportunidades de crecer son mayores. Se sufre más, se aprende más, hay más oportunidades.

En las empresas de producto, por lo contrario, todo es algo más lento, más cíclico, más político, estratégico. Requiere de unos desarrollos más largos, más elaborados, más negociados. Las oportunidades de éxito son mayores por estar más cerca de los clientes finales (consumidores, personas, espectadoresÉ) pero los procesos son más lentos.

Dependiendo de tu carácter, estilo de trabajar, un entorno puede ser más propicio que otro para desarrollar tu talento.

Empresas pequeñas y grandes

Aunque resulte evidente la diferencia, las oportunidades de una frente a otra varían.

En las empresas grandes suele haber mucha estructura y eso hace que los movimientos sean lentos. Las oportunidades de ascender, crecer, cambiar de departamento, en una empresa grande son más complicados que en una empresa pequeña donde por norma, existe más agilidad. En las empresas pequeñas tienes más oportunidades de aprender más cosas porque tendrás más contacto con más tareas, procesos, casos, clientes. En una empresa grande, es más probable que te centres en un determinado sector, proyecto, caso, producto y no veas mucho más durante el tiempo que estés allí.

Ambos casos son interesantes y presentan oportunidades, lo único que tu talento tiene que estar enfocado en una u otra causa.

Si eres de los que te gusta tocar todos los palos y probar muchas cosas diferentes, una empresa pequeña será una mejor opción. Si eres una persona a la que le gusta centrarse en un tema y llegar hasta el fondo, en una empresa grande seguramente estés más mejor.

Empresas de corbata y empresas sin corbata

Esta diferencia va más allá del aspecto formal. Es una mentalidad. ¿Estás contento llevando traje? ¿Te parece que ofrece un valor añadido? Entonces busca empresas de corbata. Ellos lo apreciarán y tu estarás en tu elemento. Si por lo contrario te parece algo irrelevante y te hace sentir incómodo, no te metas.

Lo importante es estar a gusto y contento. Entrar en una empresa donde cada día te vas a poner una ropa que no es tu estilo, ya hará que cada día empiece mal. Lo ideal es que la empresa sea lo más parecida a ti para que ambos encajéis y la relación sea productiva y beneficiosa. Si tu estás contento, harás bien tu trabajo y podrás crecer, si por lo contrario estás incómodo, te acabarás hartando y te irás.

No hay empresas malas o buenas, hay empresas que encajan mejor contigo y otras que encajan peor
Lo más importante es conocerse a uno mismo y entender bien que tipo de empresa te puede ayudar más a desarrollar tu talento.

Es importante que hables con tus padres, profesores para que te orienten. Ellos te podrán ayudar y guiar. Pero lo más importante es saber que tipo de persona eres.

Si eres tranquilo, si te gusta llegar al fondo de las cosas, si la diplomacia, política, son cosas que van contigo, probablemente empresas de producto sean tu terreno donde desarrollarte.

Si te gusta la acción y eres multi-tarea, probablemente empresas de servicio, sean más tu estilo.

Lo de empresas grandes y pequeñas, creo que va más con la experiencia. Es recomendable trabajar en empresas que sean como tu. Si tienes poca experiencia busca empresas pequeñas, jóvenes. Según tengas experiencia, busca empresas más consolidadas. El concepto que hay detrás de esto es que en empresas consolidadas buscan a gente que no cometa errores porque ya tienen trabajo en producción y quieren a alguien que pueda sacar proyectos adelante. En una empresa joven pueden contar con el margen de equivocarte y experimentar.

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos


Artículos más leidos en Alzado.org

Qué es un problema. Metodología para el diseño

Bájate estos documentos ejemplo de propuesta web

Philip Kotler: los 10 principios del Nuevo Marketing

Fuentes, tipos de letra y recursos tipográficos


© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons